Artie Shaw

artie1

Antes de empezar os dejo con la pieza Begin the Beguine:

Artie Shaw, reconocido clarinetista en el mundo del jazz, falleció el 30 de diciembre del 2004 en su hogar, a la edad de 94 por causas naturales. La salud de Shaw se había deteriorado de manera significativa en los últimos años.

Shaw era el último sobreviviente de la era del “bandleader swing” y compartió décadas con sus contemporáneos Glenn Miller, Tommy Dorsey, Count Basie, Duke Ellington y Benny Goodman.

Arthur Jacob Arshawsky nació el 23 de  mayo de1910, en el lado este bajo de New York, y fue el hijo único de padres judíos emigrantes. Cuando cumplió 7 años, su familia se mudó a New Haven, Connecticut, donde a la edad de 14 empezará a tocar el saxo alto y luego el clarinete. Dos años más tarde se mudaría a Cleveland, donde pronto obtuvo buena reputación como director y arreglista de la orquesta que dirigiera el violinista  Austin Wylie.

Artie Shaw tuvo una gira en Chicago con la banda de Irving Aaronson tocando el saxofón, y durante su estadía tuvo varias seciones de jazz con músicos locales. Fue en este periodo que descubriría la música de Stravinsky, Debussy y otros compositores académicos modernos. Estas influencias marcaron mucho su desarrollo musical.

Cuando la banda de Aaronson llegó  a New York, Shaw decidió quedarse en esa ciudad y en poco más de un año – a la edad de 21 – se convirtió en uno de los mejores saxofonistas y clarinetistas de la escena musical, tanto en radios como en seciones de grabaciones. Solía ir a Harlem para participar en las jam sessions, y trabajó mucho bajo al tutela del pianista Willie “The Lion” Smith.

Durante su carrera Shaw se retiró en varias ocasiones, desilucionado por el ambiente del espectáculo. Su primer retiro sucedió en 1934, cuando decidió dedicarse a su perfeccionamiento literario. Se mudó a Pennsylvania donde compró una casa para dedicarse a sus nuevo porpósito. Regresaría a la música unos meses más tarde.

Shaw regresó a New York en 1934, y dos años más tarde, formó su primera banda en ocasión de un concierto en el Teatro Imperial de Broadway. La banda tenía una formación bastante inusual que consistía en un cuarteto de cuerdas, tres instrumentos rítmicos y Shaw en el clarinete. La pieza que compuso para la velada titulada ” Interludio en Sib” causó una gran sensación.

El grupo creció y Shaw firmó un contrato de grabación con Brunswick y dirigió una banda en el Hotel Lexington. El grupo se extendió con la adición de dos trompetas, un trombón, un saxofón y voz; aún así, el Nuevo Diccionario de Jazz New Grove mencionó: “pero el público se matuvo indiferente al inusual estilo e instrumentación del grupo, y Artie Shaw se vió forzado a disolver la banda en marzo de 1937”.


Luego de unos meses, Shaw regresó a la escena musical con la Artie Shaw Orchestra, que incluía entre sus miembros a Billy Holiday (por ocho meses), Leo Watson, y un joven baterista llamado Buddy Rich. La grabación de “Begin the Beguine”, arreglo de Jerry Gray, vendió más de 1 millón de copias y por primera vez la banda obtuvo una ganancia significativa. “De la noche a la mañana pasamos de perder $500 por semana a ganar $30,000 por semana, neto” dijo Shaw en una entrevista a Newsweek en 1999.

Shaw formó varios ensambles y grabó muchos discos, y durante la Segunda Guerra Mundial integró la marina, donde formó parte de la banda oficial, la cual ofrecía hasta cuatro conciertos por día. Luego de la guerra, Shaw formó mas grupos por donde desfilaron nombres como Roy Eldridge, Dodo Marmarosa y Barney Kessel. En la siguiente década se presentó en el Carnegie Hall de New York y luego de grabar entre febrero y marzo de 1954 con el Gramercy Five – el cual formó en octubre de1953 – Shaw guardó el clarinete para siempre a la edad de 44.

El Diario Médico Británico, en un esfuerso por descubrir el  secreto de su exitoso envejecimiento, le pidió a Artie Shaw que escribiera un breve mensaje sobre la vida:

“Creo que puede ser resumida de esta manera: trata de dejar las cosas un poco mejor de como las encontrastes. Noten las palabras ‘un poco mejor’ – cualquiera que pretenda  hacer diferencias mayores corre el riesgo de convertirse en un Hitler, un Stalin, un Milosovic. Como William Blake lo dijera 200 años atrás, si deseas hacer algo bueno, asegúrate de hacerlo en pequeñas partículas”.

Despues de esta biografía os dejo con unos cuantos vídeos de este gran artista:

Para empezar esta grabación de 1940 para la película Second Chorus en la que interpreta una parte de su concierto para clarinete:

Seguidamente la misma obra pero esta vez entera para que podáis escucharla completa:

Y para finalizar este gran video en el que Artie Shaw alcanza notas agudísimas, creo que llega a un Do, realizado en 1939:

One comment

Los comentarios están cerrados.