Seguir adelante

El mundo es un lío, bueno, más que un lío mejor digamos que es una sucesión de sucesos que aparecen sin más, con un orden aleatorio, imprevisible. Es cierto que algunos los buscamos nosotros, pero hay otros que no, y no ocurren porque otro halla querido, sino porque, simplemente, suceden y lo único que podemos hacer es intentar soportarlos de la mejor manera posible. Es cierto que hay baches, y que hay algunos que no parecen muy ondos que luego lo son y en esos momentos no le ves ninguna salida, te quedas como si las paredes se acercaran a tí, dejandote sin aire, a la vez que se hacen igualmente altas, tanto que no alcanzas a ver la luz del sol, pero en esos momentos, cuando ya todo parece perdido, aparece alguien que abre una brecha en aquellas paredes que te atrapaban y, como si fuera la primera vez en tu vida, ves la luz del sol, que te ilumina con su resplandor dorado, dándote las fuerzas necesarias para seguir adelante, en un vida, como me dijo un gran amigo, que es una montaña rusa…

Anuncios