La leyenda del pianista del océano

Novecento, protagonista de una película que me ha hecho pensar, más bien, que me hace pensar cada vez que la veo y que siempre que la acabo me deja con un nudo en el estómago, será porque es la película que más me ha gustado. Será porque existen similitudes entre los dos, vida y muerte en un mismo lugar, sin nada más que esperanzas que se desvanecen. En medio, el beso más romántico que ha existido, además de un amor imposible por el miedo, miedo a enfrentarse al mundo tal y como es, o mejor, miedo a lo desconocido, no es miedo al fracaso, sino como dijo él, “no puedo tocar un piano con infinitas teclas”, y es verdad, cada uno al final cierra su círculo, no puede extenderlo mucho porque al final no controlas nada, todo se desmadra, una película que jamás me cansaré de verla, sería demasiado triste no poder volver a verla de nuevo, con sus apasionadas melodías llegando directamente a lo más profundo…

Anuncios

4 comments

  1. Ese es el nombre de la película? La leyenda del pianista del océano?

    Si es así, procuraré verla. A mí me encanta una llamada Donnie Darko.

    1. Ese es el nombre que tiene en españa, aunque también se conoce como la leyenda de 1900, me encanta la película, a parte de la magnífica banda sonora de Ennio Morricone. Y Donnie Darko la veré seguramente cuando termine con los examenes, el día 23 jeje 😛

  2. Hola Jose, gracias por la recomendación.

    Tal y como la comentas tiene muy buena pinta. Voy a ver si la consigo porque leyendo tu post me han entrado ganas de verla.

    Un saludo y gracias por pasarte por mi rincón.

Los comentarios están cerrados.