Camino hacia el mar

Otra vez ese lugar. Las mismas calles vacías, desiertas. Ahí, en mitad de la mismísima nada me encuentro, sin saber qué hacer, porque todos los caminos que en diferentes sueños cogía me llevaban tarde o temprano a la misma situación. Situación que siempre quería evitar pero que irremediablemente ocurría.

Ya me he cansado de estar ahí, quisiera poder escapar de esas calles enormes, desoladas que no hacen nada más que aumentar mi dolor, de recordármelo en cada cruce, esquina, semáforo… todo allí me recuerda de nuevo aquello que quisiera tirar por las alcantarillas y que el flujo de agua lo llevara hacia el mar…

camino hacia el mar

El mar, el lugar más curioso y bello del mundo, lugar en el que todo se creó y al volverán cuando su tiempo haya pasado, paisaje de sueño, descanso del alma. Un sitio donde tú no puedes mandar porque tiene el poder de la creación y ,por esa misma razón, de la destrucción. Me fascinará tanto porque eso, porque ahí eres libre.

Pero no, el mar se encuentra lejos de donde estoy, en mitad de una ciudad vacía y muerta de la que aún no he encontrado ese camino que me lleve hacia el lugar que me libere, hacia ese mar.