Olor a lluvia

Ayer fue cuando noté realmente que el tiempo ya cambiaba, y que el verano se despedía ya este año. La señal que me indicó que ya había empezado el cambio no fueron las nubes, ni los rayos de hace dos días. Fue el olor a lluvia.

requiem for an umbrella

Un olor llamativo, un olor que me encanta, inconfundible. Es el olor del otoño y de parte del invierno. Y es que ahora viene ya el tiempo del frío, cuando puedo hacer una de las cosas que me encantan. Andar con tu paraguas por la calle cuando llueve (una lluvia tranquila, con poco viento, claro) una vez que el sol ya se ha ido.

Y ahora me acuerdo de otro momento fantástico. Una noche de tormenta, acostado en la cama con todas las mantas encima tuya, mientras que miras a través de la ventana, con la luz apagada, a la naturaleza en su máximo esplendor. Provocando esos rayos que me asustan y fascinan a la vez.

Recordando, recordando, me han entrado más ganas aún de que venga una tormenta…

Por cierto, esta es mi entrada 200…🙂

2 comments

  1. Hola Montagon, coincidimos en el placer de escuchar y sentir la lluvia. Para mí son los mejores momentos, también son recuerdos de infancia cuando me bajo la manta sentía cada gota en el cristal, cada trueno en la casa.

    Me encanta la foto del paraguas transparente.

    Un saludo.

Los comentarios están cerrados.