Quiero y no puedo

Y es entonces, una vez entrado el otoño, cuando me doy cuenta de que sigo igual, de que aunque diga una y mil veces que no, lo sigo estando.
Ha pasado tiempo, lo sé, más de medio año, pero no le puedo hacer otra cosa. Mis sentimientos siguen igual, aunque en algún momento tenga odio… en cuanto me duermo y me despierto ese odio desaparece. Y así me he llevado todo ese tiempo, pensando en dejarlo pero sin poder. Y es ahora, cuando ya he decidido que no hay vuelta atrás, que ya ha pasado todo, cuando me doy cuenta de que añoro esos momentos… Pero debo ser fuerte, y aguantar como sea esas ganas enormes de volver a hablar con ella. Ahora que vienen los estudios espero superarlo, gracias a esos viajes a la facultad, a esas clases y a esas horas de estudio, porque sino… mal voy.
Así que así me encuentro, y el tiempo seguirá pasando…

Anuncios