¡Habemus Ubuntu¡

Ya lo sabréis, en estas fechas, vas por internet, estornudas y… salen páginas y páginas hablando del nuevo Ubuntu, la versión 9.10 o Karmic Koala.

Algunos lo habrán instalado ya, otros estarán esperando a que los servidores dejen de estar al 100%, aunque os la podéis bajar desde torrent, rápido y eficaz (y no es pirata😉 ) y otros, los más valientes la habrán tenido desde que era beta, o incluso antes. (Ya contaré en otra entrada mi experiencia con la beta y demás).

Os diré cómo me fue la instalación en tres palabras: rápida y sencilla.

La instalé desde una memoria usb que hice que fuera autoarrancable gracias al programa que trae por defecto las versiones de Ubuntu creo recordar desde la 9.04, se llama Creador de disco de inicio. El entorno Live cargó en no más de 30 segundos y ya tenía cargado un sistema totalmente funcional, luego inicié la instalación, que podéis ver en este video realizado por los chicos de Facilware.com.

Después de instalarlo, la carga es muy rápida una vez instalado y me ha gustado mucho los nuevos iconos que trae por defecto, creo que van a durar algún tiempo puestos. Me ha gustado mucho el Ubuntu Software Center. También me ha gustado el rediseño del manejador de redes inalámbricas.

El único fallo que le he encontrado es que mi portátil viene con un subwoofer y cuando coloco los auriculares no se desactiva, ya buscaré cómo solucionarlo. Así que me ha dejado un buen sabor de boca. Muy buena versión que se han sacado.