¡Ya llegó el frío!

Ya era hora, ahora sí que ha empezado la época que más me gusta, el invierno, me gusta por el tiempo ya que a mí siempre me ha gustado mucho más el frío que el calor, siempre me ha encantado observar la lluvia y sentir ese frío que hace que estés siempre alerta.

Ayer pude disfrutar a medias de una cosa que me encanta. Era de noche, llovía y hacía frío, la combinación perfecta. Así que después de cenar apagué todas las luces de mi cuarto, abrí la ventana y me acosté en la cama, y me quedé observando cómo la lluvia chocaba con la ventana como si quisiera entrar para inundar la casa de invierno, pero lo impedí y acostado bajo las mantas observaba su intento una y otra vez, era imparable, incansable, me encantaba.

Dije antes que lo disfruté a medias de eso. Fue por la boca, que tiene su historia, una historia que por ahora lleva cerca de tres años y medio escribiéndose, pero bueno, eso para otra entrada.

P.D. Hasta principios de enero, WordPress.com ha habilitado una funcionalidad que ya estaba el año pasado, y que ya habréis visto, es esa nieve que cae y que sigue a vuestro puntero. En mi ciudad nunca nieva, pero me encanta desde que la pude disfrutar un poco en Sierra Nevada. Es el toque que le doy de invierno al blog.