Amanecer en Stonehenge

Todos los días amanece y, según la fecha en la que estemos, podremos ver al sol salir. Siempre me ha gustado. Recuerdo que siempre en los viajes con los colegios, y en algunos con mis padres, lo veía salir. Es uno de los momentos que más me gustan del día.

Una característica de los amaneceres es el sol dándote en la cara mientras aún sientes la frescura de la noche, esa sensación me encanta y es única.

Pero de todos los amaneceres que he visto, éste -aunque sea una fotografía- es el que más me ha maravillado. Un lugar histórico y mágico, bañado por la niebla… una fotografía espléndida que se ha convertido desde ya en unas de mis favoritas.